Sobretensiones eléctricas en la casa

La corriente eléctrica es muy inestable e impredecible, debido a esta condición, todo circuito eléctrico está propenso a ser afectado por sobretensiones eléctricas. Un mal uso de la corriente eléctrica puede causar heridas graves y/o pérdidas muy grandes.

Una sobretensión se debe a que en el circuito está girando una corriente más alta a la que el circuito puede soportar, es decir que la capacidad resistiva de alambre conductor está muy por debajo que la capacidad de intensidad que puede soportar. Las sobretensiones eléctricas en la casa, son producidas por la cantidad de aparatos de alto consumo que están conectados a un mismo circuito eléctrico y en casos pocos comunes, puede ser generada por un rayo.

Las sobretensiones eléctricas se producen sin ningún aviso y son responsables de grandes incendios, aunque son incontrolables en el momento en que ocurren, podemos evitar de que se produzca con una serie de métodos y componentes.

Tipos de sobretensiones eléctricas

1.    Sobretensión transitoria: Es un aumento de tensión muy elevada, de hecho entra en el registro de KiloVoltios (KV), suele durar muy poco tiempo, unos pocos microsegundos, pero puede ocasionar grandes daños a todos los artefactos que estén conectado al circuito eléctrico afectado.

La sobretensión transitoria, en los casos más comunes, es producida por un impacto de un rayo, sin embargo también puede ser ocasionada por conmutaciones defectuosas de la red eléctrica.


2.    Sobretensión permanente: Es un aumento de decenas de voltios que ocurre en la red eléctrica, se ocasiona normalmente por la ruptura del neutro, el cual provoca una descomposición en las fases eléctricas y puede fallar durante un tiempo indefinido, ocasionando daños irreparables en los artefactos que estén conectados a la red eléctrica y puede ocasionar grandes incendios.

¿Cómo evitar sobretensiones eléctricas en la casa?

·         Realiza renovaciones en el circuito eléctrico: De vez en cuando, es necesario que le des un cariñito a la red eléctrica de tu hogar. Contrata los servicios de un electricista profesional para que se encargue de revisar como esta el cableado de la casa y puedas evitar futuras averías.

Se recomienda que hagáis una revisión eléctrica a la casa cada 8 o 10 años para que el cableado se mantenga en buen estado y evitar daños irreparables tanto a la salud de la vivienda, como a la salud de los habitantes.


·         Evita múltiples conexiones en un enchufe: La razón por la que los enchufes traen para conectar solo dos aparatos, es para evitar ser sobrecargados por tantos aparatos conectados. Sin embargo, la mayoría de las personas ignoran esto y deciden enchufar varios artefactos en la misma toma eléctrica y esto tarde o temprano atraerá consecuencia graves.


·         Procura mantener los aparatos en buen estado: Los aparatos, a medida que pasa el tiempo, se van deteriorando y muchas veces no nos damos cuenta de esto hasta que ya es muy tarde. Los artefactos eléctricos, son responsables del 30% de las sobretensiones eléctricas.

Cada cierto tiempo, contrata los servicios de un especialista en electrodomésticos para que chequee y certifique el buen funcionamiento de los mismos, con esto evitarás riesgos de sobrecarga o cortocircuito en el sistema eléctrico de tu hogar.


·         Instala protectores de sobretensión en tu hogar: Aunque la mayoría de las casas, tienen instalado un cuadro eléctrico que ayuda a proteger tanto a la vivienda como a nosotros, es recomendable contratar a un electricista profesional que realice la instalación de protectores de sobretensión.

En el mercado existen protectores para tensiones transitorias, tensiones permanentes e incluso existen hasta unos que protege ambas tensiones, instalar uno de estos te vendría bien.

De igual forma, sí sois consciente de algún sonido extraño o quemadura cerca de alguna instalación eléctrica, es hora de contratar a un electricista profesional ya que tu vivienda te esta avisando que necesita una reparación eléctrica lo más pronto posible.