Nuestro Blog

Sobretensiones eléctricas en la casa

La corriente eléctrica es muy inestable e impredecible, debido a esta condición, todo circuito eléctrico está propenso a ser afectado por sobretensiones eléctricas. Un mal uso de la corriente eléctrica puede causar heridas graves y/o pérdidas muy grandes.

Una sobretensión se debe a que en el circuito está girando una corriente más alta a la que el circuito puede soportar, es decir que la capacidad resistiva de alambre conductor está muy por debajo que la capacidad de intensidad que puede soportar. Las sobretensiones eléctricas en la casa, son producidas por la cantidad de aparatos de alto consumo que están conectados a un mismo circuito eléctrico y en casos pocos comunes, puede ser generada por un rayo.

Las sobretensiones eléctricas se producen sin ningún aviso y son responsables de grandes incendios, aunque son incontrolables en el momento en que ocurren, podemos evitar de que se produzca con una serie de métodos y componentes.

Tipos de sobretensiones eléctricas

1.    Sobretensión transitoria: Es un aumento de tensión muy elevada, de hecho entra en el registro de KiloVoltios (KV), suele durar muy poco tiempo, unos pocos microsegundos, pero puede ocasionar grandes daños a todos los artefactos que estén conectado al circuito eléctrico afectado.

La sobretensión transitoria, en los casos más comunes, es producida por un impacto de un rayo, sin embargo también puede ser ocasionada por conmutaciones defectuosas de la red eléctrica.


2.    Sobretensión permanente: Es un aumento de decenas de voltios que ocurre en la red eléctrica, se ocasiona normalmente por la ruptura del neutro, el cual provoca una descomposición en las fases eléctricas y puede fallar durante un tiempo indefinido, ocasionando daños irreparables en los artefactos que estén conectados a la red eléctrica y puede ocasionar grandes incendios.

¿Cómo evitar sobretensiones eléctricas en la casa?

·         Realiza renovaciones en el circuito eléctrico: De vez en cuando, es necesario que le des un cariñito a la red eléctrica de tu hogar. Contrata los servicios de un electricista profesional para que se encargue de revisar como esta el cableado de la casa y puedas evitar futuras averías.

Se recomienda que hagáis una revisión eléctrica a la casa cada 8 o 10 años para que el cableado se mantenga en buen estado y evitar daños irreparables tanto a la salud de la vivienda, como a la salud de los habitantes.


·         Evita múltiples conexiones en un enchufe: La razón por la que los enchufes traen para conectar solo dos aparatos, es para evitar ser sobrecargados por tantos aparatos conectados. Sin embargo, la mayoría de las personas ignoran esto y deciden enchufar varios artefactos en la misma toma eléctrica y esto tarde o temprano atraerá consecuencia graves.


·         Procura mantener los aparatos en buen estado: Los aparatos, a medida que pasa el tiempo, se van deteriorando y muchas veces no nos damos cuenta de esto hasta que ya es muy tarde. Los artefactos eléctricos, son responsables del 30% de las sobretensiones eléctricas.

Cada cierto tiempo, contrata los servicios de un especialista en electrodomésticos para que chequee y certifique el buen funcionamiento de los mismos, con esto evitarás riesgos de sobrecarga o cortocircuito en el sistema eléctrico de tu hogar.


·         Instala protectores de sobretensión en tu hogar: Aunque la mayoría de las casas, tienen instalado un cuadro eléctrico que ayuda a proteger tanto a la vivienda como a nosotros, es recomendable contratar a un electricista profesional que realice la instalación de protectores de sobretensión.

En el mercado existen protectores para tensiones transitorias, tensiones permanentes e incluso existen hasta unos que protege ambas tensiones, instalar uno de estos te vendría bien.

De igual forma, sí sois consciente de algún sonido extraño o quemadura cerca de alguna instalación eléctrica, es hora de contratar a un electricista profesional ya que tu vivienda te esta avisando que necesita una reparación eléctrica lo más pronto posible.

Como instalar una nueva toma de corriente

Los aparatos eléctricos simplifican mucho nuestras labores cotidianas, por eso su número aumenta día a día en nuestras casas. Hasta el punto de que muchas veces no hallamos dónde conectarlos. ¡Y es que pareciera que nunca habrá suficientes tomas de corriente!

Pero no te preocupes, porque instalar nuevas tomas es una tarea bastante sencilla, que podrás realizar tú mismo siguiendo estos simples pasos.

Lo primero es asesorarte con un especialista en electricidad de que la potencia contratada en tu hogar es la que necesitas. Si conectas más aparatos de los permitidos, los interruptores saltarán y tendrás cortes de luz frecuentes.

Por otra parte, también es recomendable que un experto revise el trabajo final, para asegurarte de que todo funcione correctamente y evites complicaciones posteriores.

Pasos para instalar una nueva toma de corriente

Antes de comenzar asegúrate de tener a mano todos los implementos necesarios. Estos son: una caja base de tomacorrientes con su portada, un cincel de metal, masilla para rellenar agujeros, destornillador de electricista, alicates, navaja de carpintero, gafas protectoras, guantes protectores y un nivel. Para evitar riesgos, es importante que todo el material que utilicemos sea homologado y cuente con las garantías necesarias.

El primer paso es desconectar la corriente general de la casa. Luego, comprueba las conexiones eléctricas de tierra, el neutral y la corriente viva. Para hacerlo, deberás retirar la tapa de la toma de corriente, desatornillando la caratula.

Una vez retirada la tapa, puedes proceder a quitar la caja de la base de la pared. A continuación, coloca la nueva caja doble en el hueco de la pared. Si no calza correctamente o no entra, deberás ajustar el tamaño del agujero. Utiliza el nivel para comprobar que haya quedado completamente alineada.

Ahora ya puedes comenzar con el trabajo de cableado. Sé muy cuidadoso al realizar estas conexiones, pues de su correcta instalación depende el buen funcionamiento del enchufe.

Finalmente, coloca la tapa y ajústala con los tornillos que incluye el empaque. Si es necesario, repara cualquier agujero que hayas hecho en la pared con la masilla. Y listo, ¡ya tienes una nueva toma de corriente!

Conecta nuevamente la electricidad, para verificar su operatividad. Si los cables se han instalado correctamente, el circuito permanecerá encendido y no se producirán chispazos ni cortocircuitos. Comprueba que la toma de corriente funcione correctamente, enchufando una lámpara o cualquier aparato que tenga bajo voltaje.

Por último, es aconsejable que revises la toma de corriente con un medidor de toma de corriente. Un experto en electricidad, puede ayudarte con este procedimiento, que te permitirá estar seguro de que el nuevo circuito no está forzando la fuente de electricidad.

Si no te animas a realizar esta tarea, o si te has dado cuenta de que debes aumentar la potencia eléctrica contratada, puedes contactar a un experto, sin compromiso. Ellos te brindarán la asesoría necesaria y garantizarán que obtengas un resultado confiable y profesional. En Malasaña están a tu disposición las 24 horas del día, así que no dudes en llamarnos.

Cómo ahorrar electricidad con el calentador eléctrico

Ya nos estamos despidiendo del verano y empezamos a recibir al frío. ¿Qué significa esto? Que ahora se comenzará a utilizar con más frecuencia el calentador eléctrico, el consumo eléctrico incrementará y, por lo tanto, las facturas saldrán más costosas.

Por ese motivo decidimos daros a conocer la manera de ahorrar electricidad cuando usáis vuestro calentador eléctrico. Tened en consideración que el consumo de energía de cuatro personas al mes, como mínimo, oscila los 70 euros, por lo que es primordial disminuir dicho gasto y reducir vuestra factura.

¿Cómo podéis ahorrar con vuestro calentador eléctrico?

Existen diversas formas para prevenir un alto consumo de energía con el calentador eléctrico. La manera más simple y más eficaz es la de despedirse de los baños y optar por las duchas. Un baño consume demasiada agua, por lo tanto, si disminuís su uso, entonces gastaréis menos electricidad y agua, generando un ahorro doble. Apostad por las duchas cada día y dejad los baños para momentos especiales.

Sin embargo, esta no es la única manera de economizar vuestra factura. Ahora os mostraremos otras medidas para ahorrar:

  • Cubrid vuestro calentador eléctrico con un material aislante. Al hacerlo, el mismo permanecerá aislado del exterior, por lo tanto, gastará menos energía a la hora de calentar.
  • Reducid la temperatura de vuestro calentador eléctrico y del agua alojada en el interior.
  • Colocad vuestro calentador eléctrico en el sitio más apropiado, es decir, en el cuarto del baño. Imaginad que si, por ejemplo, vuestro calentador se encuentra en el exterior de la vivienda, la canalización será más complicada, generando un mayor gasto de energía.
  • Automatizad vuestro calentador eléctrico para prevenir que éste gaste cuando no sea necesario.

Estas son algunas de las maneras que existen en la actualidad para reducir el gasto que genera vuestro calentador eléctrico. Si aun así creéis que vuestro gasto sigue siendo alto, entonces no dudéis en acudir a un electricista capacitado para que os ayude a encontrar la raíz del problema.

Electricistas que se especializan en calentadores eléctricos

Un calentador eléctrico, así como cualquier otro electrodoméstico, puede averiarse. En situaciones como estas, usualmente nos angustiamos pensando que la reparación supondrá un exorbitante costo, sin embargo, la realidad es distinta.

Posiblemente, la falla del calentador será ligera y simple de reparar, así que el precio será sumamente accesible para vosotros, sobre todo si contáis con electricistas económicos en Valencia.

Eso sí, debéis tener en consideración que es importante contar con electricistas que se especialicen en calentadores eléctricos, debido a que no todos están cualificados para llevar a cabo tareas como estas. Por ese motivo, antes de que contratéis a una empresa de electricistas, aseguraos de que la misma cuenta con expertos en el manejo de calentadores eléctricos.

Asimismo, tenéis que aseguraros de que está disponible un servicio de electricistas 24 horas para solucionar cualquier imprevisto. Nunca se sabe cuándo puede surgir una emergencia con vuestro calentador eléctrico, así que nuestro consejo es que apostéis por electricistas de calidad para que siempre consigáis reparaciones de la más alta calidad.