Localizar una avería eléctrica

Descubrir donde se origina un fallo eléctrico es una tarea complicada. Es posible que tardemos varias horas indagando por toda la instalación de corriente sin conseguir de donde proviene el fallo, esto sin tomar en cuenta los posibles peligros asociados a esta tarea.

Recordemos que cualquier tarea que implique manipulación  de instalaciones eléctricas, operaciones de mantenimiento, reparación de aparatos eléctricos, puede generar riesgos a nuestra salud o nuestro patrimonio. Entre los riesgos más comunes que podemos encontrar están: daños a la salud por posible electrocución o quemaduras y daños al resto de la instalación eléctrica de la casa o edificio en donde se origine la avería.

Entre las recomendaciones para evitar daños tenemos:

Siempre hay que mantener la calma y tener paciencia para poder hacer toda clase de reparación, más aún si se trata de las reparaciones electrónicas. Si no logramos mantener la calma, es recomendable contactar a profesionales en electricidad para lograr reparar averías en el sistema.

Otro punto importante a tener en cuenta al momento de iniciar la búsqueda de la avería eléctrica que mejorara nuestras posibilidades de éxito, es tener un conocimiento básico acerca de electricidad en general, y, si contamos con algunas herramientas que nos hagan esta tarea mas fácil, ya tendremos una gran parte del trabajo adelantado.

No manipular ningún elemento eléctrico con las manos mojadas, es importante también contar además con algún equipo de protección adecuado, como guantes de goma, calzado adecuado, no debemos estar en ambientes húmedos, se es necesario también delimitar la zona de trabajo mediante señales, comprobar la ausencia de corriente, no quitar la puesta a tierra, no quitar nunca los recubrimientos o aislamientos.

Pasos para localizar una avería eléctrica

Lo primero que tendremos que hacer es dirigirnos hacia el panel general, es decir, el lugar donde se encuentran todas las entradas de electricidad, para ver todos los interruptores y así lograr encontrar aquel que está generando problemas.

Ya al haber localizado el fallo, debemos bajar los distintos interruptores magnetotermicos, ellos se encargan evitar posibles cortocircuitos o sobrecargas para los circuitos, para aumentar la diferencial antes que los demás.

Luego de tener los diversos diferenciales eléctricos desactivados, procederemos a subir, uno por uno, todos los interruptores.

Si algún interruptor salta, ese será el que este provocando el fallo eléctrico. Para probar si es el verdadero fallo dejaremos ese interruptor abajo y subiremos los demás. Ese seguramente estaría conectado con un electrodoméstico, por ejemplo, la TV, si esta aún continua abajo, seguramente habremos dado con el origen de la falla.

Mientras más separadas mantengamos la instalación eléctrica en nuestro hogar, podremos tener más cosas encendidas sin necesidad de preocuparnos por la pequeña avería.

También, podría ser que el fallo venga de otro lugar que no sea la toma de corriente, podría, por ejemplo, provenir del aparato en sí, para asegurarnos tendremos que desconectar el electrodoméstico que corresponda, luego poner hacia arriba la palanca mangetotérmica. Si no tiene alguna reacción, hemos comprobado que el fallo vendrá desde el electrodoméstico. Y si llegase a reaccionar, el fallo ocurriría desde el  electroméstico. Si seguimos todos los pasos no tenemos porque preocuparnos, así conseguiremos la avería en un tiempo corto, antes de lo imaginado. Siempre debemos recordar que, si no estás familiarizado con la electricidad, nos puedes llamar y contar con nuestra ayuda, los profesionales en electricidad, que ayudaremos con cualquier problema. Encontraremos el fallo y conseguiremos la solución en poco tiempo.

Recuerda que siempre se debe realizar mantenimiento adecuado a los electrodomésticos que tengas en el hogar para asegurar que tengan un funcionamiento adecuado.